Mott Bocatas&more en el corazón universitario de Zaragoza


Artículo escrito por Veronica Jaramillo. Fotografías de Xoel Burgués

¿Cómo crear un espacio totalmente diferente sin cambiar su distribución? En esta ocasión nos acercamos, de la mano de A54insitu, al nuevo local de bocadillos, hamburguesas (& more) ubicado en el número 11 de la Plaza San Francisco; un establecimiento que logra un aspecto completamente nuevo sin tocar casi nada.

Restyling

El restyling es uno de los enfoques que el Diseño de Interiores y la Arquitectura pueden tener. Tiene como ventaja que, se puede aportar a un espacio no solo la renovación necesaria, sino un aspecto original y diferenciado gracias a la creatividad del diseñador y sin la necesidad de hacer una reforma integral; todo ello con la reducción de costes que ello implica. 

Además, y como nos explica Jordi Ulldemolins, integrante del equipo A54insitu, en los casos de los establecimientos de hostelería esto implica que puedes continuar con la licencia con la que contaba el local, por lo que te ahorras tiempo y dinero en licencias y trámites burocráticos.
El restyling consiste en tomar como base lo existente y buscar nuevas soluciones que lo aprovechen y lo potencien, mezclándolo con nuevos acabados y mobiliario que vayan al son de las nuevas necesidades.

El espacio

Comenzaremos esta vez el recorrido en el fondo del local, y es que es el lugar donde a pesar de ser un espacio estrecho, se ha conseguido ejemplificar perfectamente la idea que os contamos.

El estudio ha conseguido dotar al espacio de expresividad y de una zona que, como nos dice el arquitecto, las personas recuerden al referirse al local, y en este caso se logra gracias a una celosía de cerámica artesanal vidriada cuyas perforaciones, de forma circular, recuerdan a las propias hamburguesas que se ofrecen allí y al logotipo del negocio.

Esta celosía nace como telón de fondo y funciona como un punto clave, auxiliar a la barra, que atrae al cliente a pesar de la estrechez del espacio que se ha conseguido difuminar mediante un espejo que crea una sensación de amplitud, profundidad y confort que incluso el propio dueño, en un principio reacio a los espejos, admite haber conseguido.

Se trataba de una una zona compleja porque se necesitaba conseguir el máximo número de ocupación en muy poco espacio y es entonces cuando de la mano del Diseño se convierte una dificultad en un punto fuerte; o lo que es lo mismo, aplicar la máxima “si no puedes con tu enemigo, únete a él”. En este caso se ha llevado hasta el punto de convertirlo en ese “gesto arquitectónico” que según Jordi ha de tener todo espacio, que lo haga identificable y que perdure en la mente del cliente; pero esta vez albergando también ciertas funciones técnicas como la insonorización e iluminación indirecta.

Gestos que recorren visualmente el espacio

Además de la zona ya descrita nos encontramos a continuación con la barra y otro espacio, esta vez de mesas altas,en línea de fachada, que forman entre sí un ángulo recto. Al respecto cabe destacar una idea más bien urbanística mencionada por Jordi, relativa al tratamiento especial que las zonas de esquina han de tener en las ciudades y que, sin equiparar, es un concepto que él tiene en su cabeza y que por ello intenta resolver con detalle y cuidado en los interiores. 

Esta vez el equipo de A54insitu, lo resuelve planteando un perfil metálico que parte desde el fondo de la barra y la recorre, enmarcándola, hasta llegar a la esquina, donde se dobla y continúa rodeando la ventana desde la que se aprecia la cocina. Este perfil está siempre acompañado por una línea de luz que aporta ligereza a ese gran volumen que es la zona de servicios. Esta luz está presente también debajo de la superficie de la barra creando el mismo efecto y cerrando la línea comenzada por el perfil metálico.
Este gesto logrado con el perfil metálico se repite, tanto en fachada como en las demás zonas, e incluso en las mesas altas diseñadas por el estudio, lo cual dota de unidad al espacio.

Materiales

Se pretendía lograr un espacio inclusivo, friendly y versátil, donde hay sitio para todos y en el que te puedes tomar una hamburguesa, una ración o un café; es decir el espacio no debía relacionarse con un público o producto en concreto, sino que más bien debería sugerir diversidad. Además la atemporalidad y perdurabilidad del espacio es algo en lo que este grupo de arquitectos e interioristas hace especial hincapié, y es que es importante que una vez realizada la inversión, se pueda tener la certeza de que el estilo utilizado no va a pasar de moda o a verse desfasado.


Para ello, acuden a materiales tradicionales, pero planteados de forma diferente. En un principio deciden el uso de la madera y de perfiles metálicos negros que recorren el espacio y forman piezas de mobiliario, pero se necesitaba de un tercer elemento que diera equilibrio a la combinación, por lo que deciden usar la cerámica, muy típica en Aragón, pero esta vez en formatos no tan comunes, como son la baldosa de 10 x 10 cm. vitrificada y manual, con ciertas imperfecciones que aportan personalidad,y otra en un formato alargado de color rojo que, aplicado en su justa medida, justo en el espacio en el que se cruza el límite entre exterior e interior, apoya el concepto al que se quería llegar.

Iluminación

En algunos de los huecos de la cerámica, se disponen de manera aleatoria unas bombillas que, si bien dan una sensación bastante agradable, nos cuentan que tuvieron también su dificultad ya que éstas, en un principio, proyectaban luz en toda su superficie por lo que se iluminaba tanto hacia fuera del muro como hacia dentro de él dejando ver cosas indeseadas. En este caso la solución más fácil sería dejarlo así o renunciar a la idea de las bombillas, sin embargo otra característica del Diseño es buscar la solución hasta llegar al punto de que esa bombilla proyecte la luz tal y como se había imaginado. Finalmente dan con una pintura resistente al calor con la que cubren la parte posterior de la bombilla logrando la iluminación sólo hacia el exterior.


“…otra característica del Diseño es buscar la solución hasta llegar al punto… “

Por otro lado el uso de la cerámica se extiende hasta las luminarias, utilizadas tanto en la barra como en la zona de mesas altas. Se trata de las lámparas Pleat Box (2011), fruto de la colaboración del diseñador industrial y ceramista Xavier Mañosa y el estudio alemán Mashallah de la mano de la firma barcelonesa Marset; en cuyo proceso de creación se mezclan los procesos digitales con los artesanales, dando lugar a formas muy contemporáneas e interesantes. 

Diseño & hostelería

El sector de la hostelería requiere cada vez más de nuevos enfoques en cuanto al producto que ofrece, su diseño de marca y espacio. Estamos en un contexto en el que los clientes ya no se conforman con el típico bar de esquina; las personas buscan con más frecuencia aquellos sitios especiales en los que además de comer bien, se esté bien. 

Los negocios que actualmente triunfan en el sector son aquellos en los que desde su propia oferta, hasta su aspecto, tanto gráfico como espacial, forman un todo, un conjunto diseñado a la par que, aunque el cliente no sepa nada de Diseño lo percibe, se trata de una armonía y un equilibrio entre los elementos que muchas veces es inexistente pero que actualmente resulta necesario.

Y es que, fruto de la amplia oferta y de la difusión en las redes sociales, ha surgido una nueva necesidad en el sector que consiste en crear esos ambientes que se diferencien de los demás y que sean fácilmente reconocibles por medio de una fotografía. A todo esto, el Diseño, desde sus diferentes disciplinas tiene mucho que aportar.


Artículo escrito por Veronica Jaramillo. Fotografías de Xoel Burgués