NOVOA Shop & Gallery, todo menos una galería anodina en Zaragoza

por Lorena Yunquera,
Fotografías Sheyla López

Una tienda en el casco antiguo de Zaragoza

Llegamos a la Calle Manifestación nº11 de Zaragoza para descubrir Novoa Gallery & Shop, un nuevo concepto de espacio que llega a la capital aragonesa con mucha ilusión, de la mano de Arturo y Pablo, dos emprendedores especializados en el diseño de interiores. Enamorados del diseño, han colaborado con diferentes empresas de ciudades como Sevilla, Barcelona y Madrid, entre otras.

Teniendo un amplio recorrido en el campo del mercado del arte y la decoración, han decidido afincarse en la ciudad del Cierzo para dirigir sus propios proyectos, tanto en hogares particulares como en establecimientos comerciales. Este dueto de emprendedores se caracterizan por ser cercanos y accesibles, se adaptan a todo tipo de clientes, escuchan y aportan su experiencia y conocimiento para mejorar el entorno en el que intervienen.

Próximo al Mercado Central, el edificio donde se emplaza Novoa data de 1846, siendo palpable nada más entrar en el interior la cantidad de historias que nos podría contar este local. La anterior actividad comercial fue una zapatería que se mantuvo durante 90 años.

Estructura de la tienda

Nos comentan Arturo y Pablo que el sótano también sirvió de almacén de mercancía para abastecer al mercado de la ciudad, además era donde se situaba el carbón para calentar al edificio. Es por ello, que estos emprendedores no quisieron esconder el paso de los años del edificio, sino que lo resaltaron de la mejor de las formas. Han dejado a la vista vigas de roble francés, viguetas de madera que cruzan los techos y unas altas columnas de fundición. También mantienen rótulos originarios de la época y que fueron descubiertos durante las obras de rehabilitación.Todo ello combinado con suelo de hormigón, entarimado de madera natural, grandes ventanales y carpintería metálica, hacen del conjunto una estética vintage industrial que no pasa desapercibida en el barrio.

El espacio es multidisciplinar, encontramos a la entrada una tienda de productos nuevos con una estética retrode última tendencia, cuidando el detalle y la originalidad. Podemos hallar productos realizados por artesanos de la zona u objetos de decoración, como es el caso de los cuadros de Poesía en Piedra.

Al fondo del local se encuentra una sala que sirve de galería de arte para visibilizar a artistas contemporáneos. Y por último, un sótano en la planta inferior, que ha sido acondicionado para realizar diferentes actividades, como por ejemplo, el festival de cine que se realizará en junio. Esta última sala nos ha parecido muy especial ya que tiene una pared de ladrillo caravista con dos pequeños lucernarios que dejan pasar luz natural de la calle, creando un aura muy agradable e íntima, siendo un lugar perfecto de reunión.

Novoa no pretende ser un espacio estático sino todo lo contrario, en continua evolución. Un lugar donde nazcan historias, se conozca gente, se compartan experiencias, se disfrute del arte y porque no, en un futuro, disfrutar de una taza de té tranquilamente en un ambiente tan especial. Pero su propuesta también va más allá de su fachada, les encantaría que la zona del Temple recupere esa vida comercial que siempre ha tenido, que Zaragoza destaque por su compromiso con el diseño, acercando a los vecinos y a los foranos una nueva versión más cosmopolita de la ciudad.

Sin duda, nos ha parecido una apuesta muy interesante y que animamos a que todo aquel que quiera poner un toque personal a su entorno doméstico o laboral se acerque para conocer a Arturo y Pablo, una pareja muy activa que aporta su visión más creativa.

Nos vemos en otra entrega en esta sección, mientras revisar nuestros artículos sobre espacios que hemos ido publicando en ¡Arrea! Magazine.