¿Por qué un diseñador debe crear su marca personal?

Texto por Gerardo Maza.

Aunque haya puesto yo el título de este artículo empezaré contradiciéndolo, ya que según mi propia experiencia como diseñador de marcas cada uno llevamos una marca personal innata desde el día que supimos a lo que nos íbamos a dedicar.

A esta conclusión he llegado después de más de 10 años creando marcas, muchas de ellas han sido marcas personales y el término “crear” es una forma hablar ya que en realidad estas marcas ya se habían creado antes de que estas personas acudieran a mí, ellas ya tenían una historia profesional o acababan de descubrir a lo que querían dedicarse, sea por un proceso de reinvención profesional o tras decidir tomar el camino del emprendimiento.

Crear una marca es un proceso de reflexión en el que determinas el servicio o producto que vas a ofrecer como trabajador autónomo – freelance, también escoges aquellos valores que más se identifican con tu filosofía profesional y también la forma o medio en que los prestarás. Con este conjunto de decisiones se logra crear identidad y diferenciación, y realmente es lo más importante de una marca, tener todo esto claro requiere tiempo; sin embargo la mayoría de los profesionales hacen esta reflexión de forma inconsciente sin un método determinado que le ayude a determinar su identidad corporativa sólida.

Ya sea Inconsciente o conscientemente la persona tiene al menos una ligera idea de a lo que quiere dedicarse y de cómo hacerlo. Por ello afirmo que la marca se crea de forma innata con tus primeras decisiones, en realidad todos hacemos un briefing de forma mental, de forma imaginaria o intuitiva cada vez que visualizamos nuestro proyecto de marca personal.

Sin embargo este artículo está en el marco de una revista de diseño, entonces la primera pregunta después de explicar cómo nacen las marcas de los profesionales independientes es: ¿Por qué un diseñador necesita una marca personal? Primeramente responderé con el siguiente refrán: “en casa de herrero cuchillo de palo”, con esto quiero decir que los diseñadores somos expertos en diseñar para otros pero nunca nos vemos como sujetos comunicantes, como profesionales que necesitan una labor estratégica para diferenciarnos y transmitir nuestra forma de trabajar a un público determinado.

Nuestra marca es un vehículo para conectar con posibles clientes y profesionales

Cada uno de nosotros somos únicos, nuestros métodos de trabajo son abordados de forma distinta, entonces ¿Por qué no asumir nuestra marca personal? Asumir, eso es precisamente lo que un diseñador debería hacer, porque en sí la marca somos nosotros mismos y la identidad ya viste nuestra forma de hacer las cosas.

Cuando asumimos el proceso de reflexión de nuestra marca personal hacemos nuestro trabajo más a conciencia, y en el sistema mercantil en el que vivimos hacernos visible nos consolida ante los demás como una opción dentro de otras muchas opciones. Nuestra marca es un vehículo para conectar con posibles clientes y profesionales, es hacer presencia en el mercado y poder ayudar a otras personas con nuestros servicios o productos.

Siempre digo que una marca no es solo un logo, el logo es tan solo una representación de una marca, la marca personal es el conjunto de mensajes que emitimos a diario; como profesionales la marca se traduce en la forma en cómo nos presentamos ante la sociedad y esto se traduce en cómo atendemos a un cliente, cómo nos presentamos en redes sociales, cómo exponemos una idea, en qué tono defendemos un argumento, la forma de escribir un mail, nuestro estilo e incluso la forma en que nos vestimos; todo habla de nosotros. Entonces marca y logo no son sinónimos, sin embargo el logo representa la esfera visual de algo más grande: la marca.

Ya sea que pretendas ser un diseñador freelance o venderte como trabajador a distintos estudios es importante que tu proceso provenga de un trabajo consciente. Yo te dejo estos dos consejos:

  1. Define tus valores como profesional, tu estilo de abordar tus proyectos de diseño, la filosofía que encarna tu identidad y los que realmente te hace diferenciarte de los demás.
  2. Haz diseño. Saltarte el primer paso haría la diferencia entre algo que es producto del esteticismo o una marca producto del diseño, entendido el diseño como un proceso visual que tiene un propósito funcional.

Gerardo Maza es diseñador gráfico y experto en branding, es también co-fundador de ¡Arrea! Magazine donde también trabaja como coordinador de contenidos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s